logo

Casa Pedra, Guimarães, Portugal

Esta curiosísima construcción entre cuatro enormes rocas que recuerda a la casa de los Picapiedra fue construida en 1972 por el padre del actual propietario. Tiene diez pequeñas ventanas y una chimenea, y actualmente sigue sin disponer de agua corriente ni electricidad a pesar de encontrarse en medio de un parque eólico.

La casa se ubica sobre una colina pelada en plena Sierra de Fafe, en la región norte de Portugal. Su nombre real es Casa do Penedo, aunque todos la conocen como casa-piedra o casa-roca, por razones evidentes.

Si bien parece una reliquia de épocas remotas, lo cierto es que la casa-piedra fue construida entre 1972 y 1974, y utilizada como una tranquila y apartada residencia de vacaciones por la familia Rodríguez. Tranquila hasta que el flujo de curiosos y visitantes que se acercaba a contemplarla se hizo insostenible.
Aunque la roca original que alberga la casa estaba en gran parte hueca, acondicionarla para hacer de ella una vivienda fue un trabajo de titanes.

El resultado, sin embargo, es notable: la casa-piedra podría ser perfectamente la residencia de los Picapiedra. Parece que en cualquier momento aparecerá Pedro con su troncomóvil gritando: “¡Vilmaaa!”

El actual propietario, Vítor Rodríguez, acude los domingos a abrir la casa y saciar así la curiosidad de los visitantes. Por desgracia, no todo el mundo viene aquí con las mismas intenciones y esta original construcción ha sido en más de una ocasión objeto de actos de vandalismo.