logo

Las casas que se construirán en Marte se probarán en el desierto de Dubái

Colonizar Marte empieza a ser mucho más que un sueño. Ese es el propósito del proyecto Mars Science City, un prototipo de asentamiento marciano que se va a construir en un entorno similar a aquel: el desierto de Dubái. Con un presupuesto inicial de 120 millones de euros, se pretende levantar cinco grandes cúpulas geodésicas comunicadas entre sí en una superficie de 176.000 m2, por lo que podrá considerarse el laboratorio más grande del mundo.

Su construcción correrá a cargo de un equipo de científicos del Centro Espacial Mohammed Bin Rashid en colaboración con el estudio danés de arquitectura Bjarke Ingels Group (BIG), responsable también del futuro rascacielos Two World Trade Center de Nueva York. El objetivo es simular las condiciones que los astronautas soportarían en Marte, contando dentro de las cúpulas con sistemas avanzados de agricultura, de generación de agua potable, de energía, de almacenamiento de alimentos y procesado de desechos.

Las estructuras y habitáculos interiores se fabricarán con impresoras 3D, utilizando como material la arena del desierto. El objetivo es poder elaborar en el propio planeta gran parte de las áreas que ocuparán los astronautas.

La Mars Science City será el hogar durante un año de un grupo de científicos que comprobarán cómo es la vida en esas condiciones. El experimento más importante que llevarán a cabo será la creación de un gran invernadero para el que emplearán la técnica de la agricultura vertical: bandejas de plantas apiladas en módulos superpuestos, en un ambiente totalmente controlado en temperatura y humedad. Se evitará su exposición al sol, por lo que recibirán solo luz de lámparas LED.

Aún no se conoce la fecha en que comenzará la construcción de esta ‘ciudad marciana’, pero se asegura que será a lo largo de 2018.