logo

Templo de la Chinita

La Basílica Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá es un Majestuoso Templo, de Arquitectura Barroca que alberga uno de los episodios cristianos de mayor significación, el milagro de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá.


Fue remodelada bajo la supervisión del Ingeniero Pedro José Rojas en 1932. Aunque el nombre original de la basílica es San Juan de Dios, es mucho más conocida por Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, debido a la gran devoción que los zulianos profesan a la virgen del mismo nombre (virgen de de la chiquinquirá o lachinita). Muchos historiadores cuentan que en la construcción de este emblemático templo, fueron muchos los esfuerzos que se unieron, participaron los fieles, las industrias, los comerciantes y todas aquellas personas que hacían vida en la ciudad de Maracaibo.


Es una Basílica menor conformada por dos filas de cuatro columnas, un frontis en la fachada principal y dos torres con grandes campanarios de cuatro campanas mecánicas. También resalta el Reloj Del Olvido, que funciona por pesas en la torre norte. Tiene ocho cúpulas en la cubierta y dos más como remate de ambas torres. El acceso principal se da a través de tres puertas y dos accesos en los laterales norte y sur. El edificio es de planta rectangular con una nave central y dos laterales separadas por dos filas de columnas; posee un altar mayor donde se ubica el retablo de Nuestra Señora de Chiquinquirá; y altares menores en los laterales, la sacristía se encuentra en la parte posterior de éstos. Detrás de la sacristía está la casa parroquial. En los altares menores izquierdo y derecho se encuentran los frescos de San Juan de Dios y La Resurrección respectivamente, junto a otros frescos, decoraciones de paredes, techos y frontis, elaborados por Pablo Castellani entre 1930 y 1935. Resaltan ocho ventanales con vitrales traídos de Italia, de autor desconocido.
En la planta baja de la torre norte se encuentra el recinto de los Milagros, y en la planta baja de la torre sur un recinto Bautismal. Hay también seis nichos ornamentados en las paredes laterales, que albergan imágenes religiosas. La iglesia alberga una valiosa colección de imágenes religiosas y objetos litúrgicos.